Banner

Por Jessika Becerra
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Llegar al cajero automático y recibir la oferta de un crédito por hasta 700 mil pesos es muy tentador, pero tenga cuidado.
Si lo acepta, puede terminar pagando hasta un millón de pesos de intereses.
Un cajero de BBVA Bancomer ofreció a su cliente una oferta por 691 mil 900 pesos, pagadero a 120 quincenas, es decir, 5 años.
¿Cuánto se paga a la quincena? ni más ni menos que 13 mil 812.22 pesos. Por lo que luego de 5 años cumplidos terminaría pagando un millón 658 mil 640 pesos, 140 por ciento más que lo ofrecido.
Esto equivale a una tasa anual de 41.8 por ciento, la cual es un indicador útil para comparar con el costo de otros créditos al consumo.
La mayor ventaja de esto, es que los créditos ofrecidos en los cajeros automáticos sólo se tienen que validar en sucursal y podría tener el dinero casi el mismo día.
Guillermo Zamarripa, director de la Fundación de Estudios Financieros del ITAM, señaló que estos créditos pueden utilizarse para reestructurar deudas y no sacrificar liquidez.
“En vez de comprometerse con pagos fuertes, existe la opción de hacer pagos más bajos, pero a un plazo largo y con una tasa alta”, comentó.
Por ello, hay que considerar que hay tasas más bajas para fines específicos.
El crédito en cuestión vale lo que una vivienda de interés social o medio, sin embargo, los préstamos hipotecarios tienen tasas menores, de 10.15 por ciento anual en promedio.
También podría comprar un vehículo, pero, la tasa promedio para créditos automotrices es de 11.8 por ciento, por lo que le convendría más.
Y si todavía la fiebre futbolera lo atrapa y quiere el préstamo para adquirir una gran pantalla, piense que la tarjeta de crédito podría ser mejor opción, con un interés promedio de 24.1 por ciento.