Por su parte fuentes judiciales consideraron que en la práctica este tipo de investigaciones son difíciles de concretar


Por Víctor Fuentes
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Por primera vez, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) fijó lineamientos a las autoridades para indagar actos de presunta tortura.
La Primera Sala de la Corte estableció, en tesis publicadas el 23 de mayo, que toda autoridad que tenga conocimiento de que una persona ha sufrido tortura deberá, inmediatamente y de oficio, dar vista al Ministerio Público para que inicie una investigación de manera independiente, imparcial y meticulosa.
Lo mismo deberá suceder cuando, en un proceso penal, un inculpado o testigo afirme que su declaración fue obtenida mediante torturas.
Sin embargo, fuentes judiciales consideraron que en la práctica este tipo de investigaciones son difíciles de concretar, en parte porque las autoridades presuntamente responsables, como el Ministerio Público, también son las facultadas para indagar.
“Los jueces penales reiteradamente se encuentran con que los acusados alegan tortura y, por otra parte, lo único con lo que cuentan es con reportes policíacos sobre las detenciones, mal escritos, que a veces parecen copias unos de otros”, explicó un magistrado federal.
“Si partimos de la base que la mayoría de las denuncias son contra miembros de la policía y el Ejército, pues naturalmente estos no van a ser imparciales ni independientes”, dijo a su vez el litigante Andrés Aguinaco Gómez Mont, quien preside el Centro Estratégico de Impacto Social, que lleva casos de defensa de derechos humanos.