Por Jessika Becerra
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La bancarización requiere una regulación adecuada para evitar que las personas de bajos ingresos paguen altas tasas de interés, dijo Christine Lagarde.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) agregó que se requiere un entorno propicio para que el marco regulatorio sea entendido por quienes lo operan; y por otra, implica que las personas atendidas no sean objeto de altas comisiones y tasas de interés.
Durante su intervención en el Foro Internacional de Inclusión Financiera, señaló que las políticas para ampliar el acceso a los productos y servicios financieros deben cuidar los excesos tanto en la oferta como en la demanda de crédito.
“Mucha luz es como mucha sombra, ambos no dejan ver”, recordó Lagarde usando una frase de Octavio Paz, al referirse al excesivo financiamiento con altos costos.
Resaltó que atender financieramente a los más pobres significa crear una clase media, y que para lograrlo se requiere incentivar la competencia en el sector financiero y en las telecomunicaciones.
En tanto, Luis Videgaray, secretario de Hacienda, dijo que las autoridades financieras solicitaron al Fondo que renueve en noviembre la línea de crédito que le otorgó a México desde el 2009 por 72 mil millones de dólares.
En el mismo evento, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores informó que alistan al menos 60 cambios regulatorios a fin de año, correspondientes a la reforma financiera, informó Jaime González Aguadez, presidente del organismo.
Cuestionado sobre los niveles de 40% que llegan a alcanzar las tasas de interés de créditos personales y de nómina, y respondió que reducirán con mayor competencia y transparencia en el mercado.