Banner

Por José David Estrada
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, advirtió que quien apueste al sabotaje de la aprobación de las nuevas normas electorales en los estados se comporta como alguien antidemocrático e irresponsable.
Aunque no quiso personalizar en alguien estos intentos de sabotaje, Córdova mencionó casi inmediatamente después que el origen de la reforma que creó al INE está en la capacidad de cooptación, subordinación y sojuzgamiento que tenían los gobernadores sobre los institutos locales.
“Me parece que quien hoy apueste al sabotaje de la reforma electoral no solamente desconoce el consenso político que está detrás de las mismas, sino además me parece una actitud irresponsable y antidemocrática”, afirmó Córdova durante una conferencia ofrecida en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.
“En torno a la reforma se generaron dos grandes posturas, una postura planteaba la necesidad de romper con la capacidad de cooptación de subordinación y de sojuzgamiento (...) de la institucionalidad electoral local en mano de los poderes políticos locales, empezando en primera instancia por los gobernadores”.
Un total de 18 entidades deben adecuar su Constitución y sus leyes y normas electorales a las nuevas leyes generales en la materia aprobadas en mayo por el Congreso de la Unión.
De estas entidades, Jalisco, Nuevo León, Baja California, Oaxaca y el Distrito Federal siguen sin aprobar los cambios requeridos a su Constitución local.
Aunque la mayoría de estados ya hicieron las modificaciones constitucionales, entre los que se encuentran el Estado de México, Chiapas, Querétaro y Yucatán, todavía falta que dichas modificaciones sean ratificadas por la mitad más uno de los Ayuntamientos de aquellas entidades.
La fecha límite para concretar las modificaciones es el 7 de julio próximo, según reconoció el propio Lorenzo Córdova.
“Los procesos electorales pueden arrancar hasta el 7 de octubre. Hagan las cuentas respecto de los 90 días”, comentó.
El desafío del nuevo INE, agregó el presidente del órgano electoral, es demostrar que la reforma Constitucional en materia electoral se puede llevar a la práctica exitosamente.
Ante especialistas en materia electoral de América Latina, de México, estudiantes, académicos e investigadores, el consejero presidente del INE señaló que los cambios en el marco jurídico pretenden que los parámetros, estándares y criterios con los que se realizan las elecciones federales puedan homogeneizarse en los procesos locales.