Por Antonio Baranda
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los convivios que ha organizado la Secretaría de Gobernación (SEGOB) durante los juegos de la Selección Mexicana en el Mundial de Brasil han costado cerca de 300 mil pesos.
Fuentes de la dependencia confirmaron que cada evento ha significado una erogación de poco más de 110 mil pesos, los cuales aún no se facturan.
Unos 60 mil pesos corresponden a la renta de la pantalla gigante, y de otras seis pantallas de tamaño casero que se han instalado en la explanada de la sede.
Además, 45 mil ó 50 mil pesos se han canalizado a la renta de dos toldos.
Las sillas en las que los empleados han observado los partidos, más de 700 por juego, pertenecen a la dependencia, por lo que no representan un costo adicional.
Según las fuentes, para el primer convivio, efectuado el 13 de junio, el titular de la dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong, puso 18 mil pesos de su bolsa para tortas, aguas frescas y pastel.
En los siguientes dos “festejos”, el servicio de comida corrió por cuenta del proveedor del comedor de la dependencia, lo que significa que el costo será absorbido en el “contrato marco” que Gobernación tiene con dicha empresa.
El 17 de junio, cuando México enfrentó a Brasil, hubo tacos de canasta y hot-dogs. El 23 de junio, en el partido ante Croacia, se dieron tacos de guisado acompañados de arroz y frijoles.
En todos los convivios, el secretario Osorio ha estado por lapsos. También han asistido el oficial mayor, Jorge Márquez; los subsecretarios Felipe Solís, Lía Limón y Paloma Guillén, así como la titular de la SETEC, María de los Ángeles Fromow.
A criterio de la SEGOB, con los convivios se matan dos pájaros de un tiro: por un lado, los empleados que gustan del fútbol disfrutan de los partidos y, por otro, se evita el ausentismo laboral.