Banner

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El padre Alejandro Solalinde aseguró que la aprehensión de José Manuel Mireles Valverde, ex vocero del Consejo de autodefensas en Michoacán, muestra la incapacidad del Gobierno Federal de dialogar con los defensores de derechos humanos y, en lugar de esto, prefiere recurrir a viejas prácticas, como la represión.
“El doctor Mireles es un preso político. ¡(No puede ser) que desde el 1 de mayo en Michoacán ya hay estado de derecho, ya no hay cárteles ni corrupción en el Gobierno!, ¿esto lo podemos creer? Yo no le creo al Gobierno, a lo que dice el comisionado Castillo”, dijo en breve entrevista en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).
Y aprovechó este hecho para hacer un llamado al Gobierno Federal para que dialoguen con la sociedad civil.
Solalinde exigió otras formas de tratar a los defensores de derechos humanos y no transitar el camino de la represión: “Todas las personas que estamos defendiendo algo estamos desafiando al sistema. ¿Y qué?, ¿van a acabar con nosotros?, ¿quién sigue?, ¿sigo yo? No nos vamos a callar”.
“El Gobierno no tiene más que dos caminos: uno, nos reprime o desaparece, accidentarnos o sembrarnos droga o marihuana para desaparecernos, o se sientan a dialogar y a construir un México diferente”, consideró.