Por Abraham Saucedo
AGENCIA REFORMA
MONTERREY.- En mayo, la porción de los adeudos de tarjeta de crédito que presenta retraso de pago por parte de los consumidores mexicanos llegó a su nivel más alto en casi tres años.
De acuerdo con cifras de la CNBV, el saldo total de los adeudos de tarjetas de crédito con la banca comercial mexicana fue de 294 mil 208 millones de pesos al cierre de mayo, de los cuales se encontraban en estado de vencimiento 16 mil 178 millones de pesos, el 5.5 por ciento.
Para este rubro de crédito, el índice de morosidad, como se conoce a la proporción de su saldo vencido sobre su saldo total, no había sido tan alto desde junio del 2011, cuando estaban vencidos 11 mil 881 millones de los 215 mil 483 millones de pesos que se adeudaban con tarjeta, también el 5.5 por ciento.
Lester García Olvera, presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León, opinó que el nivel actual del índice de morosidad es todavía relativamente bajo, especialmente si se compara con los niveles cercanos al 10% que se han alcanzado en periodos de crisis.
No obstante, refirió, es preocupante que se esté incrementando el indicador, situación que atribuyó a la posibilidad de que los bancos estén aumentando su oferta de crédito en un entorno económico que todavía es complicado.
“Aquellos que recibieron una tarjeta de crédito y que por cuestiones de la desaceleración económica han estado perdiendo sus empleos u obteniendo ingresos menores, sea por el incremento en los impuestos o por la misma desaceleración, pues están teniendo más problemas para pagar su crédito”, explicó.
Los datos de CNBV muestran también que el índice de morosidad es mucho mayor en algunos bancos cuya cartera de crédito es pequeña.
Tal es el caso de Banco Famsa, con una cartera de tarjetas de crédito de 49 millones 744 mil pesos, de los cuales están en vencimiento el 14.3%, o Bancoppel que tiene un saldo total de 8 mil 612 millones de pesos y un índice de morosidad del 19.7 por ciento.