Banner


Por Ulises Gutiérrez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Algo en común entre los cruces semifinalistas de Brasil 2014 es que los rivales de respectivos partidos ya se han visto previamente en una Final de Copa del Mundo.
Tanto el Brasil-Alemania como el Holanda-Argentina son encuentros que en algún momento definieron un título del orbe, con victorias para el bando americano.
El primer antecedente se dio entre la Naranja Mecánica y la Albiceleste, quienes se vieron las caras en la Final de 1978, torneo organizado en suelo argentino.
Tras 90 minutos, el encuentro terminó 1-1 y por ende se fue al alargue, ya ahí los sudamericanos consiguieron dos goles más y se coronaron por primera vez campeones del mundo.
La historia entre Brasil y Alemania se remonta a Corea/Japón 2002, primer y único enfrentamiento entre ambas potencias mundiales en este torneo.
La Verde-Amarela llegó a la Final ese verano tras perder en la misma instancia hace cuatro años ante Francia.
La historia fue para los brasileños, quienes con un par de goles de Ronaldo se hicieron de su quinto título mundial.
Ahora, estas cuatro selecciones se disputan el pase a la Final del vigésimo Mundial, un par con ganas de venganza y otro queriendo alargar su racha.