Octavio Chávez Peñúñuri

Tercera parte

Estrategia Nacional de Inclusión Financiera en México

En México, para coordinar los esfuerzos de las distintas dependencias y del sector financiero en la materia, se cuenta con el Consejo Nacional de Inclusión Financiera. Éste es un organismo de consulta y asesoría que se encarga de preparar, poner en marcha y dar seguimiento a la Política Nacional de Inclusión Financiera.
Conviene recordar que el objetivo de la política, es lograr que todos los mexicanos, sin hacer distinción de género, raza, ubicación geográfica o condición socioeconómica participen de los beneficios que origina el sistema financiero. Es por ello, que para alcanzar dicho objetivo, durante las siguientes semanas se presentará la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera. En este documento, se incluirán las acciones que deberán de llevar a cabo los diferentes actores del sector público y privado en un marco que garantice la solidez y estabilidad del sistema.
Dicha Estrategia considera 5 objetivos:
1. Privilegiar el cambio del dinero en efectivo por dinero electrónico impulsando la utilización de formas de pago electrónicas;
2. Usar más y de mejor manera, tecnologías más nuevas que permitan el acceso a servicios financieros a la población;
3. Lograr la bancarización total los programas sociales y nóminas gubernamentales;
4. Ayudar en el acceso al financiamiento a personas que tradicionalmente no han tenido acceso al crédito, de forma que puedan contar con antecedentes crediticios; y
5. Trabajar conjuntamente con el sector privado para instalar infraestructura financiera -sucursales, cajeros automáticos o corresponsales bancarios en todos los municipios de la región sur y sureste de México.

Foro Internacional de Inclusión Financiera

Por el liderazgo que caracteriza a México en materia de fomento a la inclusión, el 26 de junio se celebró en nuestro País el Foro Internacional de Inclusión Financiera (FIIF), siendo una de las participantes la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. Dicho foro tuvo como propósito fundamental analizar los siguientes 5 temas:
1. Las estrategias de Inclusión Financiera de diversos países
-Se tuvo un intercambio de experiencias de otros países en materia de políticas públicas.
2. El impacto de la regulación internacional en la Inclusión Financiera
-Se analizaron los efectos de la aplicación de normas internacionales sobre los esfuerzos y programas de inclusión.
3. Innovaciones en productos y canales para promover la Inclusión Financiera
-Se discutieron tendencias y modelos de negocio para profundizar y ampliar la cobertura en materia financiera.
4. Educación Financiera para los Usuarios de Servicios Financieros
-Se analizó la manera de estimular la demanda por servicios financieros a partir de la educación financiera y generar confianza a partir de la protección de los usuarios.
5. La Inclusión Financiera: motor para impulsar el desarrollo económico de la mujer
-En este punto se discutieron los casos de éxito con perspectiva de género. El FIIF formó una plataforma importante para intercambiar experiencias sobre el tema a nivel mundial. Éstas servirán a México en el desarrollo e implementación de la política de inclusión.
Con el fin de alcanzar mayores niveles de inclusión es necesaria contar con la participación tanto del sector privado como del gobierno. El primer sector es fundamental desarrollar y aplicar más y mejor tecnología que permita abatir los costos de operación en favor de los usuarios de menores ingresos. Por otra parte, cabe mencionar que las políticas gubernamentales deben estar enfocadas a corregir las distorsiones en la economía, por lo que deberán fijarse condiciones de mayor competencia, mejorar el entorno regulatorio y reforzar la infraestructura financiera.
Asimismo, un aspecto que es fundamental y debe considerarse es el impacto de las medidas de inclusión sobre la estabilidad financiera. Sobre esta base, deben aplicarse políticas responsables que ayuden a tener un mayor acceso de la población a los servicios financieros pero que no pongan en riesgo al sistema. Es por ello, que para lograrlo, deben impulsarse programas de educación financiera y de protección a los consumidores, así como disponer de un marco regulatorio adecuado que con el fin de promover una mejor transparencia en los mercados financieros.