Por Alejandro Alvarado
y Lorenzo Cárdenas
AGENCIA REFORMA
TEPIC.- El PRI se perfilaba ayer para obtener una victoria contundente en las elecciones locales de Coahuila y Nayarit... casi un carro completo.
Media hora después de que concluyeran los comicios en Nayarit, donde se renovaron 20 alcaldías y 30 curules del Congreso local, el líder nacional tricolor, César Camacho, presumió los resultados.
“Éste es un carro limpio y un carro nuevo para que lleve a todos los mexicanos a buen puerto”.
“Queremos decirles con enorme satisfacción, pero también con todo sentido de responsabilidad, que el PRI y sus partidos aliados se ha alzado con la victoria esta tarde (ayer) en Nayarit”, celebró.
En Tepic --donde el candidato tricolor, Roy Gómez, sostenía una cerrada disputa con el opositor Polo Domínguez--, los líderes nacionales del PAN, Gustavo Madero, y del PRD, Jesús Zambrano, acusaron que intimidaciones, compra de votos y agresiones a militantes de sus partidos durante la jornada.
En Coahuila, donde la secretaria general del PRI, Ivonne Ortega, reivindicó el triunfo en los 16 distritos electorales de mayoría, la distinción fue el abstencionismo: apenas 40 por ciento de los electores acudió a las urnas.