Banner

OCTAVIO CHÁVEZ PEÑÚÑURI

Cuarta parte

Conclusiones
Derivado de lo anterior, se concluye que el acceso a los servicios financieros básicos debe permitir a las familias nivelar su consumo y aumentar la inversión en educación y salud, así como asegurarse ante posibles situaciones que puedan poner en riesgo su patrimonio. En el caso de las empresas, sabemos que contar con fuentes de financiamiento incentiva la inversión en tecnologías que aumenten su productividad, lo que es fundamental para el desarrollo y expansión de las mismas.

Indicadores económicos
de México
La Actividad económica
mensual tuvo el mayor
incremento mensual de
los últimos 17 meses
En el pasado mes de abril de 2014, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) -indicador de tendencia de la economía mexicana en el corto plazo-, se incrementó en 1.25% real mensual según cifras desestacionalizadas, lo que significó su mayor crecimiento mensual desde noviembre de 2012, debido al positivo desempeño -en términos reales mensuales- de las actividades terciarias (+1.09%) y secundarias (+0.64 por ciento).
Por su parte, las cifras originales muestran que el IGAE creció 0.5%, dato que se vio influido a la baja por el efecto calendario de Semana Santa, que en el año 2013 sucedió en marzo y en este año en abril. Quitando este efecto, la variación real anual del IGAE es de 2.95%, que representa el mayor crecimiento anual desde diciembre de 2012.

La Producción
minerometalúrgica
observa su mayor caída
desde 2009
La información proporcionada por el INEGI, señala que en el primer cuatrimestre del año, la producción tuvo una disminución del 6.0%, la cual se debió básicamente a una producción menor de carbón no coquizable, oro, plata y plomo. La producción referente a las actividades de extracción, beneficio, fundición y afinación de minerales metálicos y no metálicos del País se redujo en 0.72%, según cifras desestacionalizadas durante el cuarto mes del año en comparación con el mes anterior.
Considerando a tasa anual, el índice de volumen físico de la producción ha acumulado cuatro meses a la baja, al retroceder 4.7% en términos reales.
Se afirmó que la caída en su comparación anual fue el resultado de “la disminución de la producción de carbón no coquizable, oro, plomo, zinc, plata, fluorita y pellets de fierro; por el contrario, aumentó la de yeso, coque y azufre en el referido mes, en tanto que el cobre no mostró variación”.
Además, cabe señalar que la mayor producción de oro se concentró en los estados de Zacatecas, que aportó 27.85 del total nacional, Sonora 26.9%, Chihuahua 20.5%, Durango 13.7% y San Luis Potosí 2.9%; en tanto que Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Oaxaca, Sinaloa y otras entidades tuvieron una producción conjunta del 8.2 por ciento.