Banner

Sin su ídolo Neymar Brasil se mide hoy a Alemania en semifinales


Por Luis Homero Echeverría
AGENCIA REFORMA
BELO HORIZONTE.- La nuevas armas de Brasil llegan de atrás, desde su retaguardia.
A lo largo de los años y de varios mundiales, El Scratch acostumbró a dar de que hablar por la calidad de sus componentes de ofensiva, por los hombres de creación en el medio campo y los que hacían los goles.
Así brilló la Verde-Amarela, así ganó Copas del Mundo.
Hoy, ante la ausencia de su máximo ídolo y esperanza en la zona frontal de la cancha, Neymar, la vida del anfitrión ha salido a flote y está puesta como en casi todos los partidos de este Mundial en su defensiva.
Con la inspiración y potencia de sus hombres de la zona baja, la canarinha buscará dar un paso más rumbo a su sexto campeonato del mundo, hacia su cuarta final en los últimos seis mundiales, al enfrentar a Alemania en el Estadio Mineirao de esta ciudad, a las 13:00 horas, tiempo del Pacífico (Obregón).
La más reciente conquista de Brasil en la justa mundialista fue en el 2002, con la siempre dependiente fuerza de su ataque, donde Ronaldo llevó el papel principal, con el apoyo de Ronaldinho y Rivaldo, otro par de elementos de media cancha hacia el frente.
En 1994, la anterior competencia que el conjunto brasileño ganó antes de Corea-Japón, la magia en el rectángulo corrió a cargo de Romario y Bebeto, también gente de ataque, con goles y conducción del esférico.
Ahora la historia cambia, pero no se rompe. La defensa es el nuevo soporte de Brasil, la línea más llamativa, con jugadores que son los nuevos ídolos dentro y fuera de la cancha.
El capitán Thiago Silva, David Luiz, el portero Julio César, además de Marcelo y Maicon, tienen el control del funcionamiento brasileño y son los hombres que resuelven partidos tanto atrás como adelante.
Silva y David Luiz ya dieron muestra de su empuje con goles en instantes clave de los juegos de Octavos y Cuartos de Final, respectivamente. Atrás mantuvieron la dureza y fuera del campo son de los más seguidos por la afición.
Para el duelo con Alemania no estará Silva, pero la responsabilidad la llevará Dante para tratar de no alterar el orden defensivo.
La defensa es el nuevo empuje y la línea brillante de Brasil sobre todo tras la lesión de Neymar en una vértebra.
El técnico, Luiz Felipe Scolari, hará sus ajustes para tratar de posicionar a un ataque donde Hulk y Fred han quedado a deber.