Banner

Por Federico Chávez Manjarrez
TRIBUNA
VÍCAM.- Para que no dé lugar a posibles maniobras o malas interpretaciones de la Comisión Nacional del Agua, el Juzgado Octavo de Distrito precisará bien la suspensión de plano en torno a los actos reclamados de la Tribu Yaqui, los cuales se refieren a los títulos de concesión de agua y trasvases de la misma hacia el Acueducto Independencia.
Así fue dicho por el vocero de la Tribu Yaqui, Tomás Rojo Valencia, quien dijo que la CONAGUA cerró aguas arriba, hacia donde se localiza la presa Lázaro Cárdenas, cuando lo que debería de haber hecho, es cerrar la bomba principal de la presa Plutarco Elías Calles que abastece el Acueducto Independencia y surte de agua a la capital.
“Para evitar cualquier maniobra o malos entendidos el juez Octavo de Distrito, precisará e indicará bien el ordenamiento a fin de que la CONAGUA, acate la suspensión de plano, donde luego de ese nuevo ordenamiento la Comisión Nacional del Agua, tendrá un término entre 48 y 72 horas para cerrar la bomba principal, de lo contrario estaría cayendo en desacato”, agregó Rojo Valencia.
Si después de ese término no se cierra la bomba de la presa “El Novillo”, los Yaquis e integrantes del Movimiento Ciudadano por el Agua, tomarán otras acciones de resistencia civil, por lo que ayer mismo se inició con la instalación de los campamentos en las inmediaciones de la Carretera Federal México 15 a la altura del poblado de Vícam.