Banner

Por Edgar Hernández
AGENCIA REFORMA
FRONTERA.- Pobladores que resultaron afectados por el sismo del lunes aún esperan la entrega de despensas en esta localidad en donde, según cifras oficiales, el temblor dañó 122 casas.
Unas 60 personas se encuentran albergadas en el refugio habilitado en el centro social de la cabecera municipal donde les ofrecen dos tiempos de comida, según testimonios.
Álvaro Monzón López, de 75 años de edad, dice que llegó al albergue desde el primer día de la emergencia pues su casa sufrió fracturas y está a punto del colapso.
Reclama que no ha recibido ayuda alimentaria como despensa para llevar a su esposa, dos hijas y cuatro nietas, quienes encontraron resguardo con amigos.
“Aquí sólo nos dan dos comidas y en la noche café con galleta”, dijo.
Costurero de oficio, Monzón López dijo que no puede trabajar pues tras el sismo se quedó sin espacio de labores.
José Alberto Ortiz Méndez, de 51 años de edad, dice que no puede dejar sola en la contingencia a su esposa y a sus tres niños.
Aseguró que su vivienda, ubicada en el barrio bajo de la cabecera municipal, quedó agrietada tras el temblor.
De acuerdo a cifras del Gobierno del Estado y el Federal, se han entregado a damnificados más de 5 mil despensas.
Personal encargado del albergue en esta localidad informó que hasta el momento sólo han llegado 50 paquetes alimentarios que sirven para preparar la comida que se otorga a los refugiados.