Banner

Por Georgina Montalvo
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La población tendrá mayor dificultad para entender el etiquetado frontal en los alimentos que entrará en vigor en 2015, señalaron investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).
El documento “Revisión del etiquetado frontal: Análisis de las Guías Diarias de Alimentación y su comprensión por estudiantes de nutrición en México” revela que 112 estudiantes de nutrición encuestados tuvieron dificultades para conocer la información nutrimental.
“Las razones más comunes para contestar incorrectamente las preguntas fueron confundir el tamaño de la porción con el contenido del envase y cálculos matemáticos incorrectos”, indicaron.
Los jóvenes tardaron más de tres minutos en entender las etiquetas que los investigadores les presentaron.
“Si consideramos que el tiempo estimado que un individuo utiliza para ver los diferentes productos en el supermercado es de 13 segundos, nueve de los cuales son utilizados para decidir qué producto va a adquirir, resulta difícil de creer que este sistema puede leerse e interpretarse adecuadamente y contribuir a la elección de productos saludables”, advirtieron.
El etiquetado frontal ignora las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.