Banner

NOTIMEX
ROMA.- El Aeropuerto Internacional de Trípoli, capital de Libia, fue cerrado ayer debido a enfrentamientos entre milicianos de Zintán, que controlan la terminal aérea, y grupos islamistas que buscan expulsarlos, informaron fuentes aeroportuarias.
El aeropuerto, que está bajo el control de milicianos de Zintán desde la caída del fallecido dictador libio Muamar Gadafi en octubre de 2011, permanecerá cerrado hasta el próximo 16 de julio, por motivos de seguridad.
El Ministerio de Transportes de Túnez decidió suspender todos los vuelos de su país a Trípoli hasta nuevo aviso, tras el cierre del espacio aéreo en la capital libia.
La Célula de Operaciones Revolucionarias de Libia, una coalición de milicias considerada un brazo armado de los islamistas, atacó el aeropuerto desde todas las direcciones y lanzó cohetes Grad contra posiciones de los milicianos de Zintán en torno a la terminal aérea.
Las brigadas de Zintan lograron repeler el ataque, pero los combates se han extendido a las afueras de Trípoli, particularmente en el suroeste de la ciudad, informó el diario Libya Herald.
Los enfrentamientos han causado al menos seis muertos y 25 heridos, reportó un vocero Ministerio libio de Salud, sin precisar si las víctimas son civiles o milicianos.
Durante los combates, varios cohetes lanzados por la madrugada explotaron en el aeropuerto, en un ataque perpetrado por un grupo de milicias rebeldes islamistas, que buscan hacerse con el control de esa terminal aérea.
Varias columnas de humo se alzaron en el aeropuerto, situado a unos 20 kilómetros de la capital.
Los enfrentamientos coinciden con la tensa situación de seguridad que vive Libia, donde las autoridades de transición han fracasado hasta ahora por disolver o desarmar a esos grupos de rebeldes, que controlan instalaciones estratégicas.
Asimismo, coinciden con una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de países vecinos de Libia, prevista este domingo en Túnez en busca de soluciones a la situación libia.
Estados Unidos advirtió la víspera de un posible “conflicto generalizado” en Libia y llamó a instalar rápidamente el nuevo Parlamento, tras unas polémicas elecciones, mientras Reino Unido pidió a todas las partes el cese inmediato de la violencia.
Los libios votaron el miércoles pasado para elegir a 200 diputados del próximo Parlamento, que reemplazará al Congreso General Nacional (CGN), la instancia política y legislativa más importante del nuevo régimen.