El basquetbolista rechazó varias ofertas


THE ASSOCIATED PRESS
NUEVA YORK.- CarmeloAnthony se quedará con los Knicks de Nueva York.
El estelar alero se reunió con Chicago, Houston, Dallas y los Lakers, pero ha informado a los Knicks que volverá al equipo, informó una persona con conocimiento de los detalles a la AP el sábado bajo condición de anonimato debido a que no se ha hecho un anuncio oficial.
Los Knicks le ofrecieron a Anthony un contrato máximo con valor de casi 130 millones de dólares por cinco años, cerca de 35 millones de dólares más de lo que cualquier otro postor podría ofrecer bajo las reglas de la NBA, aunque se desconocen cuáles serán los términos finales del acuerdo.
Yahoo Sports y el Daily News de Nueva York fueron los primeros en reportar los planes de Anthony.
Anthony llegó a los Knicks en febrero de 2011 luego de un cambio con los Nuggets de Denver. Lideró la NBA en puntos por juego en 2012-13 y fue segundo la temporada pasada, pero está más interesado en el éxito del equipo, así que pasó las últimas dos semanas sopesando un posible nuevo hogar.
Pero la combinación de los millones extra que los Knicks podrían ofrecerle y la oportunidad de seguir jugando basquetbol en el escenario principal eran algo muy difícil de dejar pasar para Anthony, oriundo de Nueva York y que batalló durante meses para conseguir ser cambiado a su ciudad natal hace tres años y medio.
Quería ir entonces a la Gran Manzana y aún desea quedarse.
Su decisión vino un día después de que LeBron James anunciara que volvería a firmar con Cleveland, dejando a Anthony como el mejor agente libre disponible en el mercado.
Los Knicks no hicieron comentario alguno pero se espera un anuncio oficial el domingo.
Ni siquiera la primera temporada sin playoffs en sus 11 años como profesional convenció a Anthony de dejar el equipo, aunque consideró seriamente otras opciones, pues su decisión de quedarse no vino sino hasta el día 12 de la agencia libre.
En vez de eso, pone su fe en el nuevo presidente de los Knicks, Phil Jackson y el entrenador Derek Fisher, quienes intentarán reconstruir al equipo luego de una temporada de 37-45.