Banner

Por Mayolo López
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La decisión que adoptó ayer el Consejo General del INE para exonerar al gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, propició reclamos del PRD y del PAN.
En una discusión que se prolongó tres horas, los consejeros avalaron por mayoría el proyecto de resolución que declaraba infundada la queja que esos dos partidos presentaron contra Sandoval Castañeda, que días antes de los comicios del 6 de julio los vinculó con el narco.
“No estamos escurriendo el bulto”, sostuvo el consejero presidente, Lorenzo Córdova, tras advertir que un vacío legal nulificaba la posibilidad de sancionar al gobernador, aunque llegó a reconocer que las declaraciones de Sandoval Castañeda habían sido “desafortunadas”.
El perredista Fernando Belaunzarán, consejero del Poder Legislativo, advirtió que si en este trance el INE “se achicaba”, lo peor estaba por venir en las elecciones de 2015.
“No pueden quedar impunes esas declaraciones”, advirtió Rogelio Carbajal, representante de Acción Nacional.
“Es un hecho que amerita una sanción ejemplar. La resolución es un monumento a la impunidad”, resumió el diputado Ricardo Mejía, consejero legislativo por Movimiento Ciudadano.