También estaciones de ferrocarril a fin de detectar ilegales centroamericanos

Por Guillermo Urías Ayala

LA VOZ DEL PUERTO

GUAYMAS.- Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) establecieron un cordón de vigilancia en las centrales de autobuses y las principales estaciones de ferrocarril en la Entidad, a fin de detectar, detener y deportar a sus países de origen a centroamericanos que han entrado en forma ilegal a nuestro País.

En este sentido, el licenciado Enrique Claussen Iberri, delegado en Sonora del INM, señaló que todo se maneja en un marco de absoluto respeto a los derechos individuales de las personas, como una acción humanitaria, más que una recomendación de organismos defensores de los derechos humanos.

Precisó que, sin excepción, las centrales de autobuses de la Entidad son supervisadas, así como las estaciones de ferrocarriles en busca de ilegales y enseguida regresarlos.

En el marco del Programa “Frontera Sur” signado por el Presidente Enrique Peña Nieto, donde se establece la entrega de visas sin costo a centroamericanos que quieran ingresar de forma legal a nuestro País, apuntó que se trata de una medida de seguridad y un gesto que enaltece al Mandatario nacional, pues libera, en muchos casos, de muerte y maltrato a los migrantes que caen en manos de los “coyotes”, con el señuelo de que van a cumplirles con el “sueño americano”.

“No tienen necesidad de cruzar ríos y selvas exponiéndose a riesgos diversos, al margen de la explotación por parte de los ‘coyotes’, si lo pueden hacer en forma ilegal, aunque hasta ciertas entidades, ya que dicho documento no tiene validez en esta zona del País”, manifestó Claussen Iberri.

Por ello se han reforzado las acciones de vigilancias en los lugares descritos, además de las carreteras.