Banner


Staff
AGENCIA REFORMA
BERLÍN.- Alrededor de 250 mil personas se congregaron desde primeras horas de este martes en Berlín para recibir a los triunfadores de Copa del Mundo Brasil 2014.
Tras haber despegado de Río de Janeiro con retraso, el avión de la ahora selección tetracampeona aterrizó poco antes de las 10:00 horas (tiempo local) en el aeropuerto de Berlín-Tegel.
El capitán Philipp Lahm, con el trofeo en mano, fue el primero en descender del avión, seguido por sus compañeros, mientras que el seleccionador Joachim Löw apareció vestido de negro y con lentes de sol.
Los campeones del mundo abordaron un autobús rumbo a la Puerta de Brandeburgo, donde miles de aficionados se reunieron para continuar la celebración.
Ahí fueron recibidos por el alcalde, Klaus Wowereit, quien los agregó en el libro de oro de la ciudad.
"Debo agradecer a todos los hinchas en Alemania. Sin ustedes no estaríamos acá. Todos somos campeones del mundo", afirmó el DT Joachim Löw desde el escenario montado delante de la Puerta de Brandeburgo, frente a más de 250 mil personas emocionadas con la llegada de sus estrellas.
Vestidos con pantalones deportivos y camisetas negras con un gran número uno delante, los jugadores de la Nationalmannschaft se presentaron luego sobre un escenario de unos 30 metros de largo instalado delante de la Puerta de Brandeburgo.
Los jugadores también rindieron homenaje a Miroslav Klose, quien a sus 36 años se convirtió en el máximo artillero de la historia de los Mundiales (16 goles). "Miro Klose, Miro Klose", cantaron frente a un público que les festejó todo tipo de bromas que hicieron los futbolistas en el escenario.
En un autobús ubicado a la izquierda del escenario, se había escrito: "Somos el jugador número 12".
Algunos de los jugadores, que militan en el Bayern, prevén viajar por la tarde a Munich.