Banner

Por Inder Bugarin
AGENCIA REFORMA
BRUSELAS.- Estados Unidos y Europa endurecieron su postura frente a Rusia por su papel en la crisis ucraniana.
Ayer, ambos anunciaron una ampliación de las sanciones económicas impuestas a Moscú, las cuales afectan a empresas de defensa, financieras y de energía rusas.
“Lo que esperamos es que se den cuenta de que su accionar en Ucrania tiene consecuencias, fundamentalmente un debilitamiento de la economía rusa y un creciente aislamiento diplomático”, dijo el Presidente estadounidense, Barack Obama, en un mensaje emitido desde la Casa Blanca.
Por un lado el Departamento del Tesoro estadounidense anunció un endurecimiento de las sanciones, el cual incluye medidas contra la gigante petrolera Rosneft, Gazprombank y el banco público ruso VEB, uno de cuyos directivos es el Primer Ministro ruso, Dmitri Medvedev.
Las sanciones incluyen a ocho empresas rusas de fabricación de armas y a los separatistas pro rusos.
Y, por otro lado, la Unión Europea decretó la suspensión de préstamos de organismos financieros comunitarios para proyectos con el sector público ruso.
La medida restringe sobre todo la transferencia de fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), destinados a impulsar sectores como la energía y la construcción.
En los últimos días los combates en el Este de Ucrania han escalado, ya que se ha registrado el uso de armamento pesado de parte de separatistas pro rusos y el desplome de aviones del Ejército de Kiev.