Por Gonzalo Soto
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Volvió a ocurrir: el sistema del fisco falló nuevamente, de acuerdo con el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMPC).
El sistema informático del Servicio de Administración Tributaria (SAT) se cayó ayer cuando los contadores públicos del País intentaron enviar entre 18 y 22 mil dictámenes fiscales en el último día para cumplir con la obligación.
Alrededor de las 14:00 horas de ayer, un número grande de contadores intentó enviar al fisco sus dictámenes finales, cuando el sitio se “congeló” y luego colapsó, para dejarlos en incertidumbre, dijo Víctor Keller, presidente de la comisión representativa ante las administraciones generales de fiscalización del SAT del IMCP.
“Ayer, aún a las 24:00 horas, todavía había contadores apretando el botón de enviar para que se fueran los dictámenes”, relató.
Keller explicó que muchos de los dictámenes se retrasaron hasta la quincena, pues las empresas que tenían diferencias y debían pagar al SAT no tenían el dinero para hacerlo.
“Tuvieron que esperar a que se pagara ayer para que el dictamen se fuera limpio; la microeconomía no esta tan boyante todavía como piensa la autoridad”, afirmó.
El IMCP aprovechó esta situación para subrayar que el fisco no cuenta con la capacidad informática para darse abasto en la administración de toda la documentación que le requiere a los contribuyentes.
“Si esto pasó con 20 mil dictámenes, imagínense lo que ocurrirá cuando se tengan que enviar 2 millones de documentos de la contabilidad electrónica”, señaló.