Pide Humala luchar contra la pobreza, pero sobre una cancha pareja

Por Silvia Garduño

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Luego de destacar los logros de México y Perú en el terreno macroeconómico, el Presidente Ollanta Humala dijo que ambos países, como parte de América, deben revisar la agenda social, a fin de combatir la desigualdad que prevalece en la región.

“Creo que tenemos que echar una mirada a lo que es la política social, la gran agenda social, la agenda que América Latina postergó. Somos, o mejor dicho, no somos la región más pobre, pero sí somos, probablemente, la región más desigual”, externó en Palacio Nacional ante su homólogo mexicano Enrique Peña.

El Mandatario peruano refirió que los países de la región han luchado durante décadas contra la pobreza, pero sobre una cancha no pareja.

Hoy día, señaló, es importante mirar con mayor atención las políticas sociales que nos permitan achicar la brecha de la desigualdad.

Recordó que en su País tradicionalmente aplicaban la estrategia de crecer para incluir, pero que ahora aplican una basada en el mecanismo de incluir para crecer.

El Presidente Peña destacó la solidez institucional y la madurez democrática de la que gozan México y Perú, condiciones necesarias, dijo, para impulsar procesos de reformas en ambos países.

Citando al escritor Carlos Fuentes, manifestó que la modernidad ya no es una opción para América Latina, sino una realidad.

“Decir modernidad es hablar de democracia, de legalidad, respeto a los derechos humanos, libertad de expresión, apertura económica y justicia social, valores en los que creemos firmemente peruanos y mexicanos”, afirmó.

En el Salón Tesorería, el Mandatario mexicano hizo un brindis en honor a Humala, a quien definió como un gran amigo de México.

La madurez democrática de la que habló Peña hubiera sido difícil de concebir para México y Perú hace catorce años, época en la que hoy mandatarios se encontraban en situaciones muy distintas.

En octubre de 2000, Peña se desempeñaba como secretario de Administración del Gobierno del Estado de México, encabezado por Arturo Montiel, mientras que Humala lideraba como militar activo un alzamiento armado para exigir la renuncia de Alberto Fujimori, reelecto por segunda ocasión.

Su pasado rebelde y su postura nacionalista, que se comparaba con la del venezolano Hugo Chávez, le costó a Humala la elección de 2005, tiempo en que Peña asumía la gubernatura del Estado de México.

Humala aprovechó su visita para promover la Conferencia de Cambio Climático (COP 20), a celebrarse en Lima en diciembre.

“Hemos hablado (con Peña) sobre cambio climático, Perú va a ser el organizador de la COP 20, tenemos confianza en la participación activa de México. Necesitamos decirles a los países industrializados la necesidad de que se materialice el fondo verde y que asuman los compromisos para reducir las emisiones de CO2”, indicó.

Ayer por la mañana, Humala depositó una ofrenda floral en el Monumento a los Niños Héroes. Se prevé que hoy el Mandatario peruano desayune con empresarios. El Gobierno del DF le entregará la Llave de la Ciudad y después asistirá a una ceremonia en el Colegio Militar.