Por Rolando Herrera
AGENCIA REFORMA
ZAMORA.- Decenas de madres y padres de familia se han presentado en el albergue “La Gran Familia” para reclamar la tutela de sus hijos, tras enterarse de los presuntos abusos que se cometían en dicho centro.
Los menores, señalaron algunos padres entrevistados, llegaron a la casa de acogida por distintos motivos, unos porque las autoridades les separaron de sus progenitores al perder éstos la patria potestad; otros al quedar solos porque sus padres fueron encarcelados y otros tantos fueron depositados por la voluntad de sus tutores al ya no poder hacerse cargo de ellos o bien para que fueran disciplinados.
De acuerdo con lo que las autoridades les han informado, el proceso de recuperación de la patria potestad tomará algunos días, pues además de presentar la documentación que avale el parentesco se practicará la prueba de ADN en todos los casos para tener la certeza absoluta de que los menores son entregados a sus progenitores.
“Nos informaron que eso puede llevar de cinco a 10 días, pero ahorita lo que nos urge es que nos precisen dónde nos los van a entregar. El personal del DIF nos dijo que ya segmentaron a los niños por su estado de origen, cada DIF de los estados se va a ser cargo de los suyos y los entregarían allá”, señaló Rosalba Contreras, de Jalisco.
Aunque la mayoría de quienes pretenden recuperar a sus hijos son mujeres, también hay algunos hombres, como es el caso de Mario Chávez Andrade, de 36 años, quien quiere llevarse consigo a dos hijos varones de 15 y 17 años.
Chávez Andrade dice que tiene 14 años que no ve a sus hijos, pues se fue a Estados Unidos, allá estuvo preso por nueve años y después pasó otros cuatro recluido en las Islas Marías, en su ausencia, su mamá, por no poder hacerse cargo de los niños, los internó en el albergue.