Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
BERLÍN.- La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) exigió ayer acceso total a la zona donde cayeron los restos del avión de Malaysia Airlines derribado en el Este de Ucrania para realizar una investigación independiente de la tragedia.
Un grupo de 30 observadores de la OSCE arribó ayer al sitio donde está la mayor parte de los restos del avión en la región ucraniana Donetsk, luego de que los representantes de los 57 Estados miembros del Consejo Permanente de la Organización, adoptaran en Viena una declaración en la que manifiestan su apoyo a los esfuerzos por lograr un alto al fuego sostenible en el este ucraniano.
Sin embargo, los miembros de la comitiva no accedieron a la zona debido a problemas con la seguridad y a la necesidad de coordinación entre todas las partes implicadas en el conflicto, en específico con los rebeldes que les negaron el libre tránsito en la zona del siniestro.
Alexander Borodai, líder pro ruso de la auto proclamada República Popular de Donetsk, informó que el grupo tiene en su poder dos cajas negras del avión y que pretenden entregarlas a los representantes de la OSCE, aunque no dijo cuándo.
Confirmó además que tanto las autoridades holandesas como malasias solicitaron a los separatistas que mantuvieran intactos los restos y cuerpos del Boeing 777.