En la localidad la temporada de verano es mucho más larga que el invierno y eso es sumamente favorable para este tipo de negocios.

Por Rachel García Vega

TRIBUNA

La venta de hielo es uno de los negocios que registra en sus ventas un importante repunte que oscila entre un 400 y 500 por ciento, ya que resulta ser un producto fundamental para la conservación de los alimentos.

Lo anterior fue dado a conocer por José Luis Martínez, de una reconocida hielera de la localidad, la cual registra su temporada alta desde mayo y hasta mediados de noviembre de cada año.

“Nosotros solamente tenemos cuatro meses malos al año, en los que la venta cae casi en un 100 por ciento, sin embargo la ventaja de este negocio es que en la localidad la temporada de verano es mucho más larga que el invierno y eso es sumamente favorable para este tipo de negocios”, mencionó.

Informó que aumenta mucho la venta porque todos aquellos vendedores ambulantes empiezan a comprar hielo para mantener el agua fresca, también se venden raspados, mariscos, y muchos productos más característicos de la temporada de calor.

En el caso de aquellos negocios que por lo regular consumen en invierno una bolsa de hielo, en esta fecha compran hasta 4 o 5 bolsas, debido a que es fundamental conservar los alimentos y refrescos fríos para su venta.

Durante este periodo la venta de fin de semana es muy buena, por lo que en ocasiones ni siquiera se alcanzan a congelar perfectamente bien las barras de hielo, puesto que la gente acude todo el día a consumir el producto.

Expresó que la demanda es favorable para los establecimientos de ese giro, pero también lo es para la comunidad, ya que en base a que la demanda se incrementa, los negocios se ven también en la necesidad de contratar mayor personal.

Agregó que el hielo se comercializa en diferente presentación que son en barra, triturado, raspado y cubitos, ello dependiendo la necesidad y el uso que los clientes le vayan a dar, sin embargo el que más se distribuye es indudablemente el hielo triturado.

Indicó que en esta temporada alta se venden entre 600 y 700 sacos, además de las otras presentaciones mencionadas anteriormente.

Martínez Trejo, informó que el costo del hielo tiene ya tres años sin incrementarse, por lo que los clientes lo pueden conseguir a un precio muy similar en los distintos establecimientos que existen en la localidad.