Banner

La menor de 8 años fue aventada por una compañera a una coladera donde se rebanó la extremidad


EL UNIVERSAL

NEZAHUALCÓYOTL.- Leslie, la niña de ocho años que estuvo internada durante 11 días en una clínica del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), luego de que fue aventada por una compañera a una coladera y se rebanó la pierna mientras estaban en el recreo fue dada de alta, informaron sus padres.

La menor se salvó de que le amputaran la extremidad que se le infectó, contó su madre Nazaret. Los médicos del Issemym de Nezahualcóyotl, ubicado en la colonia Vicente Villada, le dijeron a los padres que la emergencia había sido atendida, pero como no es derechohabiente de ese sistema de seguridad social que se ofrece a empleados estatales y municipales, debería buscar otro sitio para continuar con el tratamiento.

“La emergencia pasó por fortuna, ahora la tengo que llevar a una clínica particular donde le harán curaciones en la pierna durante 10 días, porque en el Issemym me dijeron que ya no pueden atenderla”, señaló Nazaret.

El área de Comunicación Social del Issemym, dio a conocer el último reporte médico de Leslie: “El pronóstico es bueno para la vida y bueno para la función”.

Los médicos dijeron que la menor, no corre peligro alguno por la herida sufrida y no tendrá secuela en la pierna dañada porque la infección fue erradicada, por lo que fue dada de alta.

Sea derechohabiente o no se les brinda el mismo tipo de atención a las personas que lo requieren y en el caso de Leslie no tenía que estar más tiempo en la clínica, aseguró el Issemym.

El 10 de julio, la pequeña fue empujada por una de sus compañeras a una coladera que se encuentra en el patio de la primaria “Horacio Zúñiga”, se rebanó la pierna izquierda, por lo que tuvo que ser llevada a urgencias del Issemym.

El reporte médico advirtió que por la gravedad de la lesión se le pudo amputar la pierna. En las instalaciones del Issemym le brindaron atención médica.

Nazaret denunció que la directora del plantel educativo le pidió que firmara un documento para que le otorgaran el seguro escolar en el que se establecía que Leslie se cayó mientras corría en el patio. “Yo escribí en el papel que no firmaba porque mi hija no se cayó en el patio, ella fue aventada por una de sus compañeras”, relató. Los padres de la niña esperan que las autoridades educativas le ofrezcan ayuda sicológica a Leslie y a su hermano, porque la requieren después del accidente.