Banner

Por eduardo B. Almada


¿HAZAÑA A LA VISTA? -LA MURALLA DEL "GUTY"- "TOQUES" DE JONRONES
Imponer records en el deporte tiene que ser de lo más gratificante para el atleta, que en lo personal y generalizando, muchos pretenden minimizar por ser un logro individual. Obvio, nos referimos a disciplinas de
participación colectiva. Sin embargo, no siempre es posible alcanzar la meta siendo lamentable no apreciar o subestimar el esfuerzo.
En la Liga Mexicana de Béisbol sólo hay par de casos donde registraron en una temporada, 30 jonrones y 30 robos. Seguramente una marca que viendo a 4 protagonistas en Ligas Mayores que coleccionaron el 40-40 respectivo, unos consideren que no es como para presumir. Ponerlo en perspectiva enfatiza lo que representa ya que en cualquier circuito no deja de ser extraordinario; pero es preciso destacar que la LMB generalmente organiza
una campaña con alrededor de 110 juegos; en Ligas Mayores no ha cambiado desde 1961 cuando aumentaron de 154 a 162. Se trata de una diferencia del 45.5% a favor del mejor béisbol del mundo o desventaja para el circuito veraniego de nuestro País o sea que en menos palabras, es mucho más difícil lograrlo en territorio nacional. Y por favor no perdamos tiempo en que el pitcheo es diferente. Se trata de admirar cada liga como es aunque definitivamente no faltan detractores incorregibles.
James Steels en 1991 compiló 35 HRs mas 30 estafas con los Diablos Rojos para iniciar la lista, que repetimos, solo 2 ocupan. Es que Luis Terrero, igualmente con el México en 2011 se lució con 38 mas 30 en el mismo orden.
Nadie más lo ha hecho en más de 80 campañas. ¿Es impresionante o no?
Siendo ambos extranjeros y que ni el poder ni la velocidad de piernas son características nacionales, ¿qué tal si apareciera el primero? Faltando 21 partidos para que inicie la postemporada quizá sea improbable, más no imposible. Agustín "Guty" Murillo, quien está entre candidatos para el Más Valioso, cuenta con 22 bambinazos mas 26 robos, encabezando el circuito en anotadas (84) como lo hizo entonces Terrero (109). Le agregamos que Murillo es discutiblemente el mejor defensivo de la antesala en la
actualidad, bastión del tricampeonato con los Yaquis en la LMP y es cuestionable la falta de reconocimiento en el país. Cierto, dio positivo hace unos años en el sistema de antidopaje, lo cual sin lugar a duda le afectó por un tiempo. No obstante, está demostrando nuevamente su calidad y sin "ayuda" prohibida. Inclusive, está por romper marcas entre los Sultanes de Monterrey, equipo en el cual milita desde 2008 después de haber debutado un año antes con los Dorados de Chihuahua.
Horacio Ibarra Valenzuela, historiador oficial del Salón de la Fama, asesora a varios clubes del verano con basta información a repartir y es autor de algunos libros, entre ellos la vida del incomparable Héctor Espino, a quien conoció de cerca por vivir ambos en la ciudad regia.
Compartió que el récord de todos los tiempos, en ese club, tocante a un posible 30-30, es de Antonio Aguilera. En 1991 que fue su mejor temporada del verano, aparte de compilar .306, anotar 107 carreras -única vez que llegó a la centena-, conectó 26 vuelacercas y se estafó 25 colchonetas. En el próximo libro sobre los 75 años del club, que será presentado el mes entrante y el autor es Ibarra Valenzuela, se destaca como lo mejor a la fecha. Entre otros avances que con el tiempo salen, Murillo seguramente
contribuirá con mayores cifras en esos departamentos, a como va. Ojalá.
El 1º de Mayo de 1920, el juego entre Bravos y Dodgers duró la cifra tope de 26 entradas terminando en empate a 1. Muchas cosas quedaron reveladas, por supuesto en tan increíble actuación siendo entre otras, el encuentro más largo sin siquiera un jonrón, ¿lo sabía? Por cierto, los abridores tiraron la ruta completa... Cuando los Medias Rojas vencieron a los Azulejos, 9-6 en Boston el 4 de Julio de 1977, se combinaron para dar 8 HR, siendo 7 de ellos solitarios; otro récord de la Gran Carpa... En septiembre 4, 1999, la friolera de 8 Rojos en Filadelfia sacudieron
cuadrangulares al derrotar a los Filis, 22-3. Sólo 2 del orden al bat inicial no conectaron: Barry Larkin (SS) y el abridor, Pete Harnisch. Pero a este lo substituyó Brian Johnson en el cierre de la 6ta. como bateador emergente, quedándose en el juego de catcher puesto que el relevista, Stan Belinda subió a la loma, entrando por Eddie Taubensee, que empezó como receptor. Además que Belinda salvó el cotejo, por tirar las 3 últimas entradas, se impuso el registro de mas bateadores con al menos un HR, en un encuentro de 9 capítulos... MUCHAS GRACIAS Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla @toquesdebola