Banner

No hay fórmulas mágicas para combatir la obesidad infantil: FDA


Por Mariana León
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- Margaret Hamburg, directora de la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), asegura que no existen fórmulas mágicas para combatir la obesidad infantil y reconoce que es un problema creciente en México.
En entrevista con El Universal, califica la “Ley antichatarra”, que prohíbe la publicidad de productos con alto contenido de calorías durante el horario central, como “dramática y arriesgada”, ya que los hábitos alimenticios que se adquieren durante la primera infancia continúan durante la vida adulta.
“La obesidad infantil es un gran problema para las dos naciones y estamos trabajando en las mejores estrategias para enfrentarlo, hemos estado involucrados en muchas actividades, ahora tenemos una iniciativa para etiquetar la comida y permitir a los consumidores que tengan acceso a productos con mayor valor nutricional”, señala.
De visita en nuestro País, agrega que el problema de obesidad tiene muchos factores, desde genéticos hasta ambientales, como la comida a la que están expuestas las personas y la información que obtienen sobre estos alimentos.
“Por eso es importante emprender muchas estrategias para bajar los niveles de obesidad y mejorar la salud... y creo que la estrategia que toman [regular la publicidad] es muy interesante, porque sabemos que las hábitos alimenticios comienzan en una edad temprana y los niños son muy influenciables por la publicidad”.
En torno a los siguientes pasos para combatir este problema, asegura que ya existen “tratamientos terapéuticos” para prevenir la obesidad, como “medicinas o procedimientos quirúrgicos que también tienen un impacto importante para reducir los niveles de obesidad, éstas no son para todos, pero creemos que nuestra responsabilidad es brindarle a las personas toda la información nutrimental y trabajar con la industria para que desarrollen productos más saludables”.

Control de enfermedades
Sobre el control de enfermedades en la frontera, dice que se deben tener diagnósticos adecuados y estandarizados en ambos países, sobre todo para las enfermedades infecciosas, donde un tratamiento inadecuado puede crear resistencia en los pacientes.
- ¿Cómo considera la nueva regulación mexicana que restringe el horario de transmisión de comerciales para niños?
- La obesidad es un gran problema de salud para los dos países y estamos tratando de encontrar las estrategias más efectivas para enfrentarlo, hemos estado muy enfocados en muchas actividades, que incluye etiquetar la comida que viene empacada y permitir a los consumidores tener acceso a información más precisa de la comida que están comprando, también trabajamos en etiquetar los menús que indiquen las calorías, esto es para restaurantes o establecimientos de comida rápida, porque en Estados Unidos un gran porcentaje de la gente consume en restaurantes, y esta comida no tienen las etiquetas nutricionales.
También tenemos una propuesta para reducir los niveles de grasas trans en la dieta y que se relaciona con enfermedades del corazón; ésta es una gran prioridad para nosotros. México ha tomado medidas dramáticas y arriesgadas y estamos ansiosos de tener más discusiones con nuestras contrapartes para saber qué están haciendo y ver la diferencia que pueden lograr.
- Pero, ¿usted cree que la restricción en el cine y la televisión de este tipo de anuncios puede hacer una diferencia? 
- La obesidad tiene muchos factores, desde genéticos hasta ambientales, como la comida a la que están expuestas las personas y la información que obtienen sobre estos alimentos, por eso es importante emprender muchas estrategias para bajar los niveles de obesidad y mejorar la salud. Creo que la estrategia que toman es muy interesante, porque sabemos que las hábitos alimenticios comienzan en una edad temprana y los niños son muy influenciables por la publicidad..