La CNDH detalló que en la visita realizada por visitadores en 2013 se observó hacinamiento, áreas de privilegios, objetos y sustancias prohibidas.

NOTIMEX

CD. DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) destacó la necesidad de tomar medidas que mejoren las condiciones de la población penitenciaria, en cumplimiento a los principios de la Constitución y los tratados internacionales.

Ello luego de que el 23 de julio, derivado de una riña en el Centro de Readaptación Social Varonil de Nogales, Sonora, 12 internos y tres elementos de seguridad resultaron lesionados, recordó el organismo defensor mediante un comunicado.

A través del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2012, refirió que en dicho Centro de Readaptación Social se detectó la existencia de autogobierno, privilegios y cobros por la asignación de estancias y planchas para dormir.

También hay insuficiencia de personal de seguridad; la falta de protocolos para atender hechos violentos; la ineficiencia para la remisión de quejas a organismos de derechos humanos, y deficiencias en la imposición de sanciones disciplinarias.

La CNDH detalló que en la visita realizada por visitadores en 2013 se observó hacinamiento, áreas de privilegios, objetos y sustancias prohibidas, internos que ejercen violencia o control sobre el resto de la población, todo ello resultado del autogobierno que prevalece.

"Resulta preocupante que las deficiencias en los centros penitenciarios se incrementen respecto del 2013, como en el Centro de Reinserción Social de Nogales", advirtió la Comisión.

Están en las mismas condiciones otros centros penitenciarios del Estado, "cuyas condiciones de internamiento y trato constituyen violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad", alertó.