El QB de Dallas se recupera de su



lesión en la espalda



y está listo para jugar

Staff

AGENCIA REFORMA

OXNARD.- Dos cirugías en la espalda en dos años son razón suficiente para convencer a Tony Romo de que no será el mismo pasador de temporadas anteriores.

El quarterback de Dallas dijo sentirse al 100 por ciento, pero señaló que las operaciones lo obligarán a cuidarse más en el terreno de juego.

"Estoy al 100 por ciento (...). (Pero) uno debe ser inteligente. Si dependiera de mí, saldría al campo a hacer de todo, pero de repente empiezas y te dicen, '?ya acabaste! Ya hiciste demasiado'", explicó Romo ayer.

La actitud de Romo es distinta a la que tenía a inicios de julio, a dos semanas del campo de entrenamiento, cuando dijo que estaba a "kilómetros de distancia" en relación a su recuperación.

La temporada pasada, Romo estaba en ritmo para rebasar las 4 mil yardas por pases por tercer año consecutivo, pero la lesión en la espalda le impidió jugar el último duelo de campaña regular.

Un buen porcentaje de esa producción fue posible gracias a la movilidad del pasador, algo que Romo espera poder seguir haciendo.

"Todo el trabajo físico que se debe hacer tras una cirugía de espalda no significa que no se pueda hacer lo necesario para tener éxito en el campo de juego (...), sólo se necesita de mucho trabajo para lograrlo", indicó el pasador.

De cualquier forma, y aunque Romo afirme estar al 100 por ciento, los Vaqueros serán cautos y no expondrán de más al pasador durante la pretemporada.