Banner

Por Adán García
AGENCIA REFORMA
MORELIA.- Por primera vez en muchos años, niños que habitaban en el albergue La Gran Familia pasaron una noche durmiendo en camas individuales.
Atrás dejaron las literas y camastros donde llegaban a dormir, incluso, sobre los resortes de fierro.
“La situación para ellos va a ser totalmente diferente”, afirmó Ana Compeán, directora del DIF en Michoacán.
La nueva casa de 85 internos, en su mayoría menores, es el Centro de Salud Mental de Morelia, ahora habilitado como Casa Hogar ‘Vivan los Niños’.
Las instalaciones cuentan con amplios dormitorios, cada uno equipado con camas individuales, sanitarios completos, regaderas, áreas de jardín, audiovisuales y deportivas.
“Uno de los puntos es que no hay literas, todos van a tener una cama individual”, destacó Compeán.
“Van a tener un colchón. Allá dormían directamente sobre la malla de la cama, de la litera. Muchos no tenían ni siquiera una colchoneta ni con qué cobijarse”, recordó.
El albergue donde habitaban los menores fue fundado en 1947 y era dirigido por Rosa Verduzco, “Mamá Rosa”.
El lugar fue intervenido el pasado 15 de julio por la Procuraduría General de la República ante sospechas de abusos y privaciones de la libertad, a partir de denuncias presentadas por familiares.
En el operativo fueron rescatados 597 menores y adultos que vivían en condiciones insalubres y de encierro.