Por Amin Vera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Al cierre de una semana bajista para los pisos de remates, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) logró recortar pérdidas y terminó con una caída acumulada de 0.90 por ciento.
Dicho tropiezo deja al IPC en 43 mil 986.11 unidades, y constituye la menor baja semanal entre los principales índices bursátiles de importancia alrededor del mundo.
Entre los factores que más presionaron el comportamiento de los mercados de capitales estuvo el incremento en la expectativa de un cambio restrictivo en la política monetaria de EU en el corto plazo, derivado de un endurecimiento en el tono con el que la Reserva Federal de aquel país anunció su último pronóstico de inflación.
“Hay cierta angustia en el mercado, que se sostiene de la idea de que la Fed podría subir sus tasas directrices antes de la segunda mitad de 2015, una perspectiva que alcanza para poner nerviosos a los inversionistas”, explicó Gregori Volokhine, analista de Meeschaert Financial Services, en entrevista con la agencia de noticias AFP.
Al final de la peor semana para Wall Street en los últimos dos años, tanto el Dow Jones como el S&P 500 y el Nasdaq terminaron con sendos retrocesos de 2.75, 2.69 y 2.18 por ciento.
En Europa, las consecuencias negativas de las recientes sanciones implementadas por el bloque occidental contra instituciones financieras de Rusia se sumaron a la suspensión de la cotización de las acciones del emproblemado banco portugués Espirito Santo, que fueron retiradas del mercado este viernes tras un desplome de 50 por ciento en el precio.
Las minusvalías semanales en el Viejo Continente fueron lideradas por el Dax alemán, el Ibex 35 español y el Ftse Mib italiano, con bajas de 4.5, 3.44 y 3.33 por ciento respectivamente.
De vuelta al mercado mexicano, las empresas que vieron más afectado el valor intradía de sus títulos fueron Gentera, ICA, Pinfra, Mexchem y América Móvil, con pérdidas de 2.36, 1.92, 1.91, 1.76 y 0.96 por ciento cada una.
Del otro lado de la balanza se colocaron OHL, Santander y Gruma, que cosecharon ganancias de 2.66, 2.54 y 2.41 por ciento en el mismo orden, aunque también destacó el repunte de Walmex por 2.32 por ciento.