Por Arianna Monteverde Meléndrez

TRIBUNA

Las lluvias que se han registrado en las últimas semanas, han sido de gran beneficio para el sector ganadero, ya que prácticamente ha finalizado la temporada de sequía, consideró Alan Ronquillo Amado.

El presidente de la Asociación Ganadera Local del Valle del Yaqui, comentó que estas lluvias permiten la recarga de agua en los pozos y norias, así como el nacimiento de pasto en las zonas de agostadero, lo cual reduce las afectaciones al sector y el estrés al ganado por falta de alimento.

“Desde el mes de julio ha estado lloviendo, situación que aprovecharon mucho los ganaderos para sembrar forrajes y con ello mitigar un poco los problemas de la sequía”; explicó.

Señaló que desde un principio la Unión Ganadera Regional de Sonora, apoyó a los agremiados con la entrega de semilla para forraje a un costo más barato, situación que aprovecharon todos los ganaderos, ya que normalmente esto implica un mayor costo para los rancheros, más en estas fechas.

Especificó que sólo en el caso de algunas zonas como Suaqui Grande y Buena Vista, los rancheros se han quejado de que no han sido beneficiados con la lluvia, lo cual ha dificultado el crecimiento de los forrajes y pastos de manera natural en los agostaderos, por lo que esperan para este mes de agosto pueda mejorar la situación.