Al momento de su captura estaba en posesión de cocaína y una granada


Por Abel Barajas
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- La Procuraduría General de la República tardó tres semanas en dar con el paradero de José Iván Chao Llanes “El Guasón”, presunto mando del Cártel del Golfo, quien al momento de su captura estaba en posesión de cocaína y una granada.
Así lo informó la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) al rendir un informe al Juzgado Sexto de Distrito en Amparo Penal del DF, donde Chao promovió una demanda de garantías.
Según el informe rendido por la dependencia, la Subprocuraduría ordenó la presentación y localización del tamaulipeco el pasado 11 de julio, como parte de la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDECS/246/2014, abierta por la Unidad Antidrogas.
“Al momento de su aseguramiento se le encontró en su poder un artefacto explosivo y una bolsa de plástico la cual contenía tres envoltorios con polvo blanco, con las características de la cocaína, motivo por el cual fue puesto a disposición de esa autoridad ministerial por parte de los elementos de la Policía Federal Ministerial”.
“Conforme el objeto identificado como granada, se está en presencia de delito grave, respecto del cual no se tiene justificación por cuanto hace a su portación, al tratarse de material contemplado para el uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea”, señala el acuerdo judicial.
“El Guasón” fue detenido originalmente el 12 de mayo pasado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pero supuestamente sobornó con 5 millones de pesos a los agentes federales Manuel Sagahón Dávila, Jaime Bautista Olea e Isidro Martínez Encina, para que lo liberaran.
El viernes pasado volvió a ser detenido en el DF por la Agencia de Investigación Criminal.