EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) condenó los hechos ocurridos en Zamora, Michoacán, en donde una doctora de la institución fue agredida, por lo que ofreció todo el apoyo institucional.
A través de un comunicado, el IMSS aseguró que trabaja con las autoridades locales y federales para esclarecer lo más pronto posible estos “lamentables hechos”.
Agregó que colaborará con las mismas a fin de evitar que se repitan este tipo de acontecimientos.
“El Instituto está en contacto con la doctora agredida y le dará todo el apoyo institucional necesario”.
De acuerdo con los últimos reportes, una doctora del Instituto Mexicano de Seguro Social de la ciudad de Zamora fue secuestrada, torturada, encadenada y posteriormente rescatada en un domicilio particular, donde había un mensaje que decía: “Siguen los demás ginecólogos que mataron a mi hijo”.
La Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) señaló que la víctima fue encontrada con vida pero en un estado muy delicado debido a que al parecer fue drogada con pastillas.
La información oficial no revela el nombre de la víctima, pero dio a conocer que era médico y que laboraba en el IMSS de esa localidad.
Los presuntos captores de la doctora la encadenaron y, al parecer, la torturaron en diferentes partes del cuerpo, por lo que los peritos creen que quien la lesionó simuló practicarle una cirugía tipo cesárea y otros cortes en la parte baja de los senos y los glúteos.
El informe pericial reveló también que quien la atacó la obligó a escribir en una pared con pintura o sangre una advertencia: “Siguen los demás ginecólogos que mataron a mi hijo”.
La mujer fue localizada en la calle Olmos esquina con Virrey de Mendoza de la colonia las Fuentes, en esta ciudad de Zamora, a menos de un 300 metros de su lugar de trabajo.
La PGJE dio a conocer que se investiga ya el registro de partos recientes presentados en este hospital y los decesos de infantes.