Por Francisco Minjares Galaviz
TRIBUNA
Porque el salario mínimo de 57 pesos diarios no alcanza a los trabajadores “ni para el frijol y las tortillas”, la Confederación de Trabajadores de México (CTM), negoció con los empresarios del Municipio un salario promedio de 100 pesos, además de bonos de productividad y competitividad que se entregan a un 90% de la planta laboral agremiada al organismo y con ello hay quienes reciben hasta 300 en total, informó Aurelio Valdez Dueñas.
El secretario general de la CTM en Cajeme, dijo que son cerca de 18 mil trabajadores a los que se les está entregando este bono de competitividad y productividad en las empresas que tienen contrato colectivo con el organismo obrero y el 10% restante, que son alrededor de dos mil trabajadores, se les consiguieron bonificaciones, prestaciones y otros beneficios porque las empresas en las que laboran no cuentan con las posibilidades de entregar los bonos que se incluyeron en la Reforma Laboral.
Con esto se busca equilibrar la situación económica de los trabajadores, a quienes la Comisión de Salarios Mínimos busca entregar una paga “ridícula”, la cual es insuficiente para lograr tener una vida digna.
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) anunció que México es el único país en el Continente cuyo salario mínimo se encuentra por debajo del umbral de la pobreza.
Para hacer frente a ello, la CTM Sonora, hizo la propuesta en la asamblea nacional que el salario mínimo debe ser de 200 pesos diarios y ante la negativa y con la posibilidad de negociar los bonos de productividad, se busca compensarlo y que el trabajador gane más entre más produzca para la empresa.