Las calles de Yécora parecían arroyos con la lluvia que azotó.


Por Candelaria González
TRIBUNA
A consecuencia de las fuertes lluvias registradas en el Municipio de Yécora, una de ellas de 178.1 milímetros, cien familias están en calidad de damnificadas y se debe de declarar zona de desastre.
Lo anterior aseguró el presidente municipal, Isaúl Holguín Valenzuela, en entrevista vía telefónica donde expuso de su precaución porque no existe un tipo de ayuda para ellos, por lo que urgen de alimentos, ropa y materiales para sus viviendas.
Declaró que las fuertes precipitaciones pluviales como la ocurrida el pasado 25 de julio donde llovió como nunca con 178.1 milímetros afectó seriamente a cien hogares al tumbar techos, paredes, dañar sus muebles, ropa y dejarlos prácticamente en la calle.
"No entiendo porque en Nogales de inmediato respondieron las autoridades de los tres niveles de Gobierno, y aquí nos tienen abandonados y sin presupuesto en el Ayuntamiento para solventar las necesidades más apremiantes", manifestó.
También dijo que la lluvia suscitada el pasado miércoles vino a contribuir en el pésimo estado de la carretera que conduce al Municipio desde el crucero San Nicolás hasta Rosario de Tesopaco, donde el presidente Rafael Buelna Clark, ha contribuido en las mejoras de la vía de comunicación pero falta mucho por hacer.
Y agregó que el mal estado que guarda la rúa ahuyenta al turismo que es la principal fuente de ingresos de la comunidad.