Por Nurit Martínez
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- A una semana de que más de 25 millones de niños de educación básica arranquen un nuevo año escolar, la Secretaría de Educación Pública (SEP) reunirá a los maestros y directivos para que apliquen una autoevaluación del trabajo escolar y califiquen hasta en 56 rasgos su trabajo sobre ausentismo de maestros, suspensión de clases, condiciones de abandono y reprobación escolar y violencia escolar.
Una vez que los propios maestros y directores califiquen su labor, las escuelas de preescolar, primaria y secundaria serán agrupadas en cuatro categorías: sin avance, cierto avance, avance significativo y objetivo logrado.
Entre las acciones de profesores y directivos se prevé gestionar ante instituciones externas medidas para atender casos de pobreza y desnutrición de los alumnos.
Los aspectos que se evaluarán son la normalidad mínima escolar, el ausentismo, la convivencia en la escuela, la mejora en los aprendizajes, el rezago y el abandono escolar, a través de 56 preguntas o rasgos.
Al iniciar este lunes la “fase intensiva” de los consejos técnicos en las escuelas, se prepararán las condiciones para el inicio del ciclo escolar 2014-2015, que será el próximo 18 de agosto.
Tras un año de funcionar éstos, la SEP reporta que en 98% de las escuelas operaron de forma regular los consejos técnicos y lo hicieron en “un clima de respeto y armonía”. Pero sólo 84% estableció metas y compromisos, con base en contextos particulares de cada escuela.
Ahora con la “fase intensiva”, la dependencia impulsará un proceso de evaluación, en donde la convivencia escolar será lo más explorado.
Los maestros determinarán si de su parte existe un trato respetuoso a los alumnos corrigiendo sus errores, “sin utilizar apodos, insultos, burlas, gritos, exhibirlos, ignorarlos o marginarlos”.
Con 30 preguntas se valorarán las necesidades de los alumnos para aprender, se identificarán las diferencias de edad, condición socio-cultural, religión, capacidades, ritmos de aprendizaje, entre otros.