THE ASSOCIATED PRESS
CHARLOTTE.- Los misioneros que regresen a Estados Unidos después de que hayan prestado asistencia a enfermos de ébola en África serán puestos en cuarentena y en observación, informaron el domingo autoridades de salud.
La cuarentena durará cuando menos tres semanas dado que los misioneros estuvieron expuestos a los infectados, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte.
Los misioneros trabajan para la organización humanitaria SIM USA, con sede en Charlotte.
Ninguno de ellos está contagiado o ha mostrado síntomas de la enfermedad pero estuvieron de acuerdo con las autoridades de salud en que todos sean lo más cautelosos posibles, dijo el presidente de SIM USA, Bruce Johnson, en un comunicado.
“Continuaremos cooperando y colaborando con las autoridades y acataremos estrictamente sus lineamientos cuando nuestros misioneros regresen a Estados Unidos”, señaló Johnson.
El grupo no ha informado cuántos misioneros estaban en Liberia ni cuándo regresarán para proteger la privacidad de sus familias.
Los misioneros que regresen lo harán en un sector del aeropuerto de Charlotte, aislados de la demás gente. El aeropuerto no precisó el lugar exacto en el que se ubicará la aeronave, según un comunicado.
La trabajadora humanitaria Nancy Writebol, de SIM USA, está internada en un hospital de Atlanta luego de contagiarse de ébola en Liberia.