Vendrá SEMARNAT a Vícam en 15 días con solución a la ‘guerra del agua’



Por Carlos Razcón Valenzuela
LA VOZ DEL PUERTO
VÍCAM.- Que pare la represión y campaña de odio contra la Tribu Yaqui, perpetrada desde Hermosillo, solicitaron las autoridades tradicionales de los Ocho Pueblos a la Secretaría de Gobernación (SEGOB), mientras que el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Juan José Guerra Abud, comprometió solución en 15 días a la denominada “guerra del agua”.
Los integrantes de la caravana yaqui, que incluso fueron hostigados en carretera rumbo a la Ciudad de México, solicitaron a SEGOB se monitoreen spots en radio, prensa escrita y televisión, que lleven textos con desdoro por motivos raciales; también se investigue, como es menester, quien envía y paga esos comunicados de odio, dijo Mario Luna Romero.
De hecho, de esas acciones ya dan puntual seguimiento Artículo 19 --organización internacional contra la represión y libre acceso a la información, con sede en Londres, Inglaterra--, Amnistía Internacional (AI), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y, también la Oficina en México del Alto Comisionado de Derechos Humanos (ONU).
Aseguró SEGOB que dará curso a la especial petición de la más representativa etnia sonorense, mientras que Guerra Abud ofreció que en dos semanas estará en la Guardia Tradicional de Vícam, con soluciones para la problemática por el trasvase de agua de la cuenca del Río Yaqui a la del Río Sonora.
El vocero indígena señaló que a través de sus especialistas y técnicos, la Tribu Yaqui entregó documento a SEMARNAT donde traza la ruta crítica del río que lleva su nombre, así como los daños irreparables que a su cauce y pueblos ribereños ha ocasionado la operación del ilegal acueducto “Independencia”.
Por otra parte, Mario Luna hizo un llamado a la Unidad Estatal de Protección Civil para que, de una vez por todas y en cumplimiento de sus atribuciones, atienda de inmediato las contingencias en pueblos de la nación yoreme.
En especial, urge se dé atención al pueblo de Pótam que sufre actualmente por severas inundaciones, así como a las familias afectadas por reciente tromba en Vícam.
Y conminó a Protección Civil a “que cumpla con su deber y su compromiso humanitario, y no se convierta en otro más de los instrumentos de represión”.