Circula video en You Tube del líder templario

Staff

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Un video subido a YouTube muestra al líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez, “La Tuta”, repartiendo una herencia de la que él toma 5 millones de pesos, como una especie de pago por una supuesta deuda.

La grabación, de 6:28 minutos de duración, presenta al capo michoacano reunido con tres hombres y dos mujeres, a los que indica cómo serán distribuidos los bienes de Luis Miguel Estefan, un empresario fallecido en Zitácuaro y quien supuestamente era primo político del senador del PRI, Ascensión Orihuela.

Al encuentro asistieron Salvador y Guillermo Estefan, hermanos del fallecido, así como la viuda, de nombre Nora, y su hijo Maico.

Además de otra mujer identificada como Estefanía, con la que el desaparecido empresario, dueño del Hotel Monarca de Zitácuaro, supuestamente procreó un hijo llamado Christopher.

“Aquí el problema es que hubo una herencia en donde la tercera parte es de estos señores (Salvador y Guillermo), no pertenece a otra persona, pero moralmente ellos reconocen que tienen derecho a quien reconocen como hijo (del fallecido), a la que fue su esposa en la cuestión civil y a un muchachito que no está presente, que le vamos a hacer llegar una casa de Fovissste en la región de Zitácuaro y 500 mil pesos en efectivo”, dice el capo en el video.

A Estefanía, el líder templario le cede un restaurante y una casa, con un supuesto valor conjunto de 2.5 millones de pesos.

“Ella es Estefanía, ella se está quedando con un restaurante con valor de un millón y medio de pesos y una casa ubicada en la calle Lerdo. Se está quedando con la casa más jodida, la de peores condiciones, con valor de un millón, para acumularle 2 millones y medio que es su parte proporcional de la herencia”, expone el líder templario en el video.

A Nora, la esposa, dice corresponderle la casa que tenía con el empresario, con valor de 2.5 millones de pesos.

En la grabación, “La Tuta” da indicaciones sobre cómo se repartirá la herencia también para los hijos del fallecido empresario.

“Él es Maico. Maico se va a quedar con la otra casa que aparece en Lerdo con valor de un millón de pesos y un terreno que posiblemente valga un millón 300 mil pesos, el cual va a tener que vender en su tiempo y forma y es donde le va a tener que dar 500 mil pesos a la brevedad posible a su hermanito Christopher”, comenta frente a la cámara.

Agrega que, además de los 500 mil pesos, la casa de Fovissste que le corresponde a Christopher tiene un valor de 350 mil pesos.

En el reparto no hubo presencia de notario alguno, firma de actas ni lectura de testamento, como legalmente procede. “La Tuta” es quien dicta la repartición de la herencia.

A los hermanos Salvador y Guillermo les “hereda” el hotel, la propiedad de mayor valor que dejó el empresario.

“Ellos legalmente podrían quedarse con todo, pero moralmente quieren darle participación a sus familiares. Se quedan con un hotel, con un valor de 15 millones 500 mil pesos, de los cuales tendrían que aportar 3 millones de pesos a ‘La Empresa’, en su tiempo y en su forma.

“Yo me pondría de acuerdo con este señor (Salvador) y ellos se pondrán de acuerdo entre ellos porque así siempre han estado”, se escucha decir al líder templario.

El más buscado por las autoridades michoacanas advierte que su ganancia en este asunto será por 5 millones.

“Hay una situación que estamos omitiendo: cuando se suscitaron los problemas alguien nos donó 6 millones, de los cuales voy a recuperar 3 millones de ellos, y de ustedes no he recuperado nada. Nos pondremos de acuerdo para recuperar los otros 3 millones”, expuso.

En el video, “La Tuta” afirma que esos 6 millones le fueron robados a “La Empresa”, a partir de un supuesto préstamo que su organización hizo para desgravar el hotel de los Estefan.

Enseguida dice que hará un descuento de un millón de pesos, para que el pago a “La Empresa” quede en 5 millones.

“Desde este momento ‘La Empresa’ les va a cobrar, no 3 millones; se los vamos a dejar en 2, ahora si hasta cola nos salió, hijo de la chin..... Va a quedar en 2”, expone.

Al final, “La Tuta” pregunta a los asistentes si están de acuerdo con el reparto y les pide manifestarlo ante la cámara, sin que se especifique la fecha de grabación.

“Estoy de acuerdo”, dice cada uno de los presentes.

“En este momento se acaba de terminar la plática y nadie va a romper las reglas que aquí se estipularon”, dice el líder templario.

La herencia había quedado repartida.