Por conductas fuera de su doctrina


Por Horacio Jiménez
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- A pesar de que el Partido Acción Nacional (PAN) tiene una imagen conservadora y cercana al clero, en los últimos años distintos militantes han tenido comportamientos contrarios a su doctrina, lo que los ha puesto en el escándalo mediático.
Uno de los casos más emblemáticos es el de Francisco Solís Peón, conocido también como “Pancho Cachondo”, panista que tuvo varios cargos dentro del partido.
Solís Peón —ex diputado local en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal— fue uno de los alumnos del extinto Carlos Castillo Peraza, mismo mentor político del ex presidente Felipe Calderón.
Solís mostró en su auge político un estilo desparpajado; lo mismo presumía sus asistencias a “table dance” que se dejaba tomar fotos con botella de licor en mano. Se atrevió a posar semidesnudo para una revista. Posteriormente, el 26 de noviembre de 2002, fue expulsado definitivamente del PAN.
En 2008, el entonces senador Santiago Creel reconoció a Constanza Creel González como su hija, producto del romance que mantuvo con la actriz Edith González.
A pesar de estar casado, el panista conoció a la actriz en 2003 cuando fue secretario de Gobernación en la administración de Vicente Fox y un año después Edith González anunció su embarazo.

También en los estados
Liderazgos locales del PAN también han dado qué decir. Por mala conducta pública el partido expulsó al alcalde de Tultitlán, José Antonio Ríos Granados, quien saltó a la fama por su actuación en el filme “Orquídea sangrienta”, junto a la actriz Lorena Herrera.
En 2007 falleció producto de un accidente aéreo.
En mayo de 2010, el PAN en Baja California expulsó de sus filas al diputado local Víctor González Ortega, tras estar involucrado en un escándalo por manejar un vehículo oficial en estado de ebriedad.
Otro escándalo lo protagonizó el actual coordinador parlamentario del PAN en el Senado de la República, Jorge Luis Preciado, cuando en febrero pasado el legislador colimense organizó una fiesta con todo y mariachis con motivo del Día de la Candelaria en las instalaciones de la Cámara Alta.
La celebración fue en la terraza de sus oficinas y presuntamente fue para festejar el cumpleaños de su esposa, esta acción provocó el descontento de muchos de sus correligionarios, quienes incluso pidieron que fuera destituido.
El pasado 29 de junio, dos altos funcionarios de la delegación Benito Juárez en la ciudad de México, muy cercanos al delegado panista Jorge Romero y quienes operaron en favor de la campaña de Gustavo Madero en la capital del país, fueron detenidos en el Mundial de Brasil acusados de toquetear a una mujer y golpear brutalmente al marido de ésta. Ellos son Sergio Israel Eguren Cornejo y Rafael Miguel Medina Pederzini.