Por Amin Vera
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El desempleo, medido a través de la tasa de desocupación, tuvo una caída anual de 0.1 puntos porcentuales y se ubicó en 4.9% de la Población Económicamente Activa (PEA) en el segundo trimestre del año, informó el INEGI.
En una comparación trimestral, el indicador se contrajo en la misma magnitud, al pasar de una tasa de 5 % en el periodo que va de abril a mayo a 4.9 % en el segundo trimestre.
Dicha proporción equivale a 2.5 millones de personas, que buscaron activamente un trabajo, pero no lograron emplearse ni siquiera una hora durante las semanas de referencia de la encuesta.
El Distrito Federal, el Estado de México y Tabasco tuvieron las tasas de desocupación más altas, con registros de 6.8, 6.6 y 6.5% de la PEA, respectivamente.
Por el contrario, Guerrero, Yucatán y Oaxaca se colocaron como los estados con menor desempleo, con valores de 1.5, 2.4 y 2.6%, respectivamente.
Esta mejora marginal en los niveles de ocupación alcanzó también a la población subocupada, que es aquella que busca trabajar más, ya sea en un segundo empleo o en uno con un horario más amplio, pero que no encuentra un puesto acorde a sus necesidades.
Este sector alcanzó el 8.2% de la PEA, que representa alrededor de 4 millones de personas; una proporción 0.3 puntos porcentuales menor a la que se registró en el segundo trimestre de 2013.