Banner

Staff
AGENCIA REFORMA
BRASIL.- La grabadora de vuelo del avión en el que viajaba Eduardo Campos no servirá para investigar su muerte.
El candidato presidencial del Partido Socialista Brasileño falleció el miércoles tras estrellarse su avión en la ciudad portuaria de Santos.
Presuntamente, el choque se dio por un intento fallido de aterrizaje debido al mal clima.
No obstante, ésto tardará en ser confirmado por las autoridades brasileñas, pues anunciaron ayer que la caja negra no servirá para la investigación.
Las cajas negras graban el audio del avión y registran datos sobre el vuelo, por lo que son comúnmente usadas para investigar las causas de un accidente.
Pero, de acuerdo con técnicos del Centro de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos (Cenipa), la grabadora sólo tiene dos horas de audio y no corresponden al día 13 de agosto.
“Las razones por las que el audio no coincide con el último vuelo serán obtenidas durante la investigación”, declaró al diario local O Globo el Comandante de la Fuerza Aérea, Juniti Saito.
El funcionario agregó, sin embargo, que las autoridades tienen otros datos a su disposición para llevar a cabo la investigación.
También ayer, el Partido Socialista Brasileño convocó a sus miembros a una reunión el próximo miércoles para discutir quién heredará la candidatura para las elecciones presidenciales de octubre.
Se prevé que Marina Silva, candidata a vicepresidenta por el Partido, tome el lugar de Campos.