Por Benito Jiménez y
Luis Fernando Lozano
AGENCIA REFORMA
NUEVA ITALIA.- En Michoacán, no sólo la recién creada Policía rural padece carencias de todo tipo.
Elementos de la Policía Federal desplegados en esa entidad denunciaron que están trabajando sin el equipo necesario o en pésimas condiciones, que pernoctan en un predio incautado al crimen y que los alimentos que consumen les han ocasionado diarreas y otras enfermedades.
Un grupo de agentes que cumplen servicio en Nueva Italia y otros municipios de la región de Tierra Caliente aceptaron hablar de las carencias en enfrentan bajo condición de anonimato.
Dijeron que alrededor de 50 elementos pernoctan en un predio conocido como “La Peligrosa” que fue asegurado a Enrique Plancarte, uno de los dirigentes de los Caballeros Templarios abatido este año en Guanajuato.
“Son condiciones peores que una cárcel, la comida ha enfermado a los compañeros, trabajan con diarrea, duermen entre moscos y un calor insoportable; las regaderas son un asco y la ropa tiene que ser lavada con agua verde”, señaló uno de los uniformados.
Dijo además que en las literas donde pernoctan los colchones están infestados de chinches y corucos. Los federales añadieron que requieren de alcohol para curar heridas por los piquetes de animales, así como tratamientos para hongos.
Según las denuncias, también se ven obligados a patrullar en vehículos con baterías bajas o con los motores en mal estado.
Los agentes señalaron además un trato diferenciado por parte de los mandos. Según las quejas, los jefes permiten a algunos elementos “consentidos” quedarse en hoteles con alberca, donde es común que ingieran cervezas y convivan con mujeres.
También denunciaron que son reprendidos cuando llegan a detener a “amigos” de los mandos en los filtros de control en las carreteras de Tierra Caliente.
Los federales pidieron la intervención de Asuntos Internos para que se investiguen estas anomalías así como otras irregularidades en la facturación de gastos relativos al despliegue policial.
Cuestionada sobre esta situación, Policía Federal respondió de manera oficial que los elementos desplegados en Michoacán se relevan con mayor frecuencia para estar menos tiempo en condiciones inadecuadas.
Explicaron que recientemente se implementó un modelo de relevo para que el tiempo de exposición a estas condiciones de riesgo para la salud sea el menor posible.
Ese relevo se realiza en periodos de entre 7 y 15 días, los cuales varían de acuerdo con las necesidades del servicio. Anteriormente esos intervalos de tiempo podían alcanzar hasta un mes.