Banner

Por Luis Carrillo
AGENCIA REFORMA
SEÚL.- Corea del Sur quiere, sí o sí, la reunificación con el Norte, pese a las diferencias entre los regímenes vecinos.
Así lo afirmó Noh Kyu-Duk, director general de la Oficina para el Régimen de Paz de la Península Coreana en el Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático.
“Puedo asegurarle que la reunificación se logrará y la península coreana estará libre de amenazas de guerra y armas nucleares.
“Este lugar se llenará de libertad, paz y prosperidad”, expuso en entrevista con Grupo Reforma el diplomático surcoreano.
No obstante, el funcionario recalcó que Seúl no tiene un marco de tiempo establecido para reunir de nuevo a los países, separados tras la Segunda Guerra Mundial.
“Nadie puede saber cuándo sucederá exactamente la reunificación, pero ambos países coincidimos en que se hará. Es un anhelo de la etnia coreana y nuestro gran objetivo y meta”, sostuvo.
Estas afirmaciones también se dan a pesar de los frecuentes amagos nucleares del líder norcoreano.
“(Tras tomar el poder en el 2011), Kim Jong-un habló de mejorar la relación entre las Coreas, pero (incluso este año) llevó a cabo provocaciones y nuevas amenazas”, dijo Noh.
“Esto, ciertamente, no es una buena señal. Hoy día, la relación entre ambos países se asemeja a una montaña rusa”, admitió.
Otro posible obstáculo para la reunificación es la reticencia de algunos jóvenes surcoreanos ante el restablecimiento de una península unificada, aunque el diplomático sostiene que el apoyo interno a la medida es cada vez mayor.
“En 2015 se cumplirán 70 años de la separación y por eso hay quienes piensan que estar separado es normal.
“(Pero), si analizamos las recientes encuestas de opinión pública, el deseo de reunificación alcanza un 80 por ciento y con un equilibrio en las edades de los encuestados”, defendió el funcionario.
En cuanto a los costos que implicaría reunificar a las Coreas, debido a sus diferentes niveles de calidad de vida, PIB per capita, tecnología y educación, Noh afirmó que Seúl está preparado.
“Cuando las Alemanias fueron reunificadas, el PIB per capita tenía una proporción de 2.5 a 1 entre Oeste y Este; nosotros registramos 19 contra 1.
“El Gobierno está consciente y por eso el pasado 15 de junio se fundó un consejo que preparará las iniciativas de desarrollo de este proceso”, dijo.
Asimismo, Noh declaró que ya hay previsiones logísticas para la reunificación.
“Hemos preparado infraestructuras que permitan la prosperidad de ambos, una agenda para la integración y la recuperación de la identidad coreana.
“El Norte ha criticado las propuestas, pero nosotros estamos listos para implementarlas apenas las acepten”, concluyó.