Banner

Por Eduardo B. Almada
"No Se Vaya Que Se Pone Bueno" - Remando vs. Corriente -- ¿El Mejor?


Parecido a famosa frase que popularizó el inmortal y singular cronista argentino, Eloy "Buck" Canel, convertida en identidad del béisbol. Todo mundo al oírla sabe que se trata del rey de los deportes. Ahorita, con los playoffs de la LMB, mas o menos el último tercio de la Gran Carpa por correr y que están por abrir los campamentos de la LMP, ¿que mas se puede pedir?
El retiro de Alto Comisionado, Bud Selig, podría estar acompañado por uno de los mejores cierres de las Ligas Mayores. Escuadras como Los Angeles y Detroit, por nombrar un par por circuito, se esperaba que barrieran; no ha sido así. En cambio Seattle, Kansas City, Milwaukee y Miami están sorprendiendo a propios mas extraños. Tampa Bay le acaba de poner el cascabel al gato, recuperándose de una desventaja de 18 juegos bajo .500 y ahora con 61-61 está de nuevo por un pase de comodín, de los grandes inventos de Selig y que fue recibido con mucha reticencia. Los Rays están a 5.5 de los Marineros colocados como el 2do. del circuito atrás de Detroit que se había separado a 1.5 de Kansas City, definitivamente el club que por ahora está jugando mejor como Seattle. Respectivamente con marcas de 19-8 y 15-11 desde el Juego de Estrellas, aparte de 9-1 en los 10 últimos. Pero, siempre hay un pero, Los Marineros compilaron excelente 1ra. parte del rol, con 51-44. Quizá no se notó porque Oakland (73-49) y Anaheim (71-49) desde hace semanas registran el 1-2 de las Ligas Mayores. Kansas City también presentaba marca positiva (48-46) al Juego de Estrellas y la combinación de haber mejorado, con el letargo de los felinos, le ha permitido tomar la delantera en la división. Pero Tampa Bay, con todo y esa hazaña de recuperar 18 juegos para nivelarse, suele ser con severo desgaste. Solo 4 equipos en la historia de Grandes Ligas lo han conquistado: Coroneles de Louisville en 1899, llegando a estar en 18-36; Mantarrayas en 2004, 10-28; y Marlins de 2006, 11-31. Bajo el mismo orden se pusieron en 72-72, 40-38 y 73-71 para terminar con 75-77, 70-91, 78-84. Ninguno avanzó a la postemporada; pero en ese tiempo no existía el 2do. comodín; ni siquiera 1ro. tocante a Louisville. Quien considere que el sistema es pobre y de mal gusto, no es parte de la mayoría que al final de cuentas, es lo que vale...
Después que por décadas hubo consenso de que el pitcheo era al menos un 60% (para otros hasta 75%) del éxito en el deporte rey, es probable que haya caído debajo del 50 en la era de los anabólicos. ¡Ah, pero también como se ha recuperado! Habiendo algunos excelentes staffs de lanzadores, sobresalientes son pocos. Pudiera ser que el menos reconocido, ¿sea el mejor? Aún que en la Liga Americana juegan con el bateador designado como insignia, lo cual está comprobado que tiene un costo de alrededor de una carrera en la efectividad, Seattle no sólo es el mejor del circuito sino de la Gran Carpa, y sorprendentemente debajo de 3.00 (2.94). Que vaya a finalizar de tal forma, está por verse. En este siglo no ha sucedido y no sólo hay que remontarnos hasta 1989 para hallar al último (Dodgers, 2.95) sino que el mas reciente en la Liga Americana fue de Yanquis, 1981 con 2.90. No obstante, no fue líder de las Mayores pues Houston estuvo sensacional con 2.66; pero fue víctima de los Dodgers de Fernando Valenzuela en los playoffs, llegando al máximo de 5 juegos, y eventual campeón. Los Ángeles compiló 3.01. Cual haya sido el último staff del joven circuito que ha logrado ser el mejor en carreras limpias de Grandes Ligas, se lo debemos. Especulando, podría ser Baltimore en 1972, con 2.53 o un año antes de poner en juego de manera oficial el B.D...
La cosa está al grado que ninguna tropa quisiera enfrentar a los Marineros en playoffs o juegos extras, salvo la distinción de haber avanzado. Félix Hernández (13-3, 1.95 y 194 Ks) va por otro Cy Young y no sería sorpresa que con una triple corona, además de estar dando plena muestra de estar en la discusión como el mejor pitcher del mundo, en la actualidad. Con Hisashi Iwakuma (11-6, 2.72), Chris Young (11-6, 3.20) y Roenis Elías (9-9, 4.14), la rotación por unirse a Dodgers y Tigres, únicos con 4 que han ganado 10 o más. Lloyd McClendon va que vuela para Manager del Año, de haber justicia pues aparte está dirigiendo a excelente bulpen, encabezado por Fernando Rodney (1-5, 35 rescates y 2.31); 3 de sus derrotas fueron antes del Clásico de Verano. ¿La cereza? El novato, James Paxton con 6-0, 1.88 en 9 aperturas de por vida, siendo desde 1913 apenas el 4to. con 6-0 y tan baja efectividad. ¿Último? Jered Weaver, 7-0 y 1.81 luego de 9 inicios en 2006... Muchas Gracias

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
@toquesdebola