Banner

Se desconoce cuántos pacientes había en el lugar; se llevan artículos con los que eran tratados los enfermos

Por Jonathan Paye-Layleh

THE ASSOCIATED PRESS

MONROVIA.- Las autoridades temen que el virus del ébola pudiera extenderse pronto en el mayor barrio pobre de la capital de Liberia después de que sus habitantes allanaran un centro de cuarentena para pacientes presuntamente contagiados y robaran artículos, incluidas sábanas manchadas de sangre y colchones.

La violencia en la barriada de West Point se produjo el sábado por la noche y fue encabezada por residentes indignados de que algunos pacientes fueran trasladados al centro desde otras partes de Monrovia, dijo el domingo Tolbert Nyenswah, ministro de Salud adjunto. Hasta el momento se desconoce cuántos pacientes había en el lugar.

Los habitantes de West Point iniciaron una “ola de saqueos”, robándose artículos de la clínica que probablemente están infectados, dijo un alto funcionario policial, el cual pidió guardar el anonimato porque carece de autorización para hablar con la prensa. Los residentes se llevaron equipo médico, así como colchones y sábanas que tenían manchas de sangre, agregó.

“Entre las casas uno podía ver a la gente huyendo con artículos robados a los pacientes”, agregó el funcionario, al tiempo que dijo temer que “todo West Point se infectará”.

Algunos de los objetos saqueados estaban visiblemente manchados de sangre, vómitos y excrementos, indicó Richard Kieh, que radica en el área.

El incidente crea nuevos desafíos para las autoridades de salud liberianas, que ya de por sí pasan apuros para contener el brote.

La policía restauró el orden el domingo en el vecindario de West Point. Ubicado en una franja de tierra entre el Río Montserrado y el Océano Atlántico, allí viven al menos 50.000 personas, de acuerdo con un sondeo realizado en 2012.

La desconfianza hacia el gobierno es elevada en West Point, donde suelen circular rumores de que las autoridades planean desalojar el barrio completamente.

Aunque se ha hablado de poner a todo ese vecindario en cuarentena si se dan casos de ébola allí, el ministro Nyenswah dijo el domingo que no se ha tomado una medida así.

“West Point aún no está en cuarentena, como se reporta”, afirmó.

El ébola ha provocado la muerte de 1145 personas en África occidental, incluidas 413 en Liberia, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.