Banner

Por Mirtha Hernández
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Jorge Luis Avilés, de 12 años, sueña con tener su propia recámara.
Él ganó la Olimpiada del Conocimiento en el DF y actualmente vive con su padre en un cuarto de tres por cuatro metros de una vecindad, en la Colonia Argentina Antigua.
Ayer, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, le comentó a él y a su padre que recibirán un crédito para una vivienda de interés social.
“Creo que en mi cuarto voy a ser más libre”, dijo el niño.
Actualmente, el alumno destacado y su papá sólo tienen una recámara, una pequeña cocina, mientras que el baño lo comparten con los demás inquilinos del predio.
Jorge Luis perdió a su mamá cuando tenía cuatro años y desde entonces su padre -que cuenta con un Doctorado en Matemáticas por la Universidad Estatal de Moscú-, renunció a su trabajo para cuidarlo.
“Nuestra economía se vio muy afectada. Mi esposa murió de cáncer y quedamos con muchas deudas. Vendí el auto, cambié de casa y me dediqué a cuidar a mi hijo.
“Creo que la decisión ha traído buenos resultados, no lo digo sólo por su desempeño académico, sino porque mi hijo está bien psicológicamente”, señaló Alejandro Avilés.
El señor cuenta que Jorge Luis sabe piano e inglés porque ha recibido clases de estas disciplinas a manera de “trueque” por las clases de matemáticas que él imparte a los hijos de los otros profesores.
“A eso me dedico, a dar clases particulares, pero no es un trabajo constante”, señala.
Padre e hijo son beneficiarios del comedor público “México Nuevo”, donde a diario acuden a recibir alimentos gratuitos junto con otros 200 adultos mayores y personas de escasos recursos, antes de ir a la escuela y a trabajar.
Otro logro de Jorge Luis es que ayer también inició sus estudios de secundaria en el Colegio Cedros, institución privada que apoya a alumnos de alto rendimiento.
Allí continuará con sus sueños de ser ingeniero en mecatrónica o médico.
“Creo que siendo ingeniero puedo participar de los avances, todo lo que tiene que ver con el futuro.
“Si soy médico, puedo ayudar a la gente. Mi mamá era médico”, señala el niño a quien le gusta dibujar, tocar el piano y le va a los Pumas y al Cruz Azul.